14.

14

I. Hasta bailando estoy solo. Solo bailo bien. Me se los pasos, me salen. Pero en cuanto tengo a alguien en frente. En cuanto tengo que ser yo el que dirija a alguien. En cuanto tengo que tomar las decisiones e indicarlas. Se acabó. Por que cuando me pongo con el, o con ella, como les llevo, pero me llevan…todo genial. Como en la vida real. El baile es un reflejo de la persona. 

II. Como me enamoro de las personas a las que admiro. Por algo, por pequeño que sea ese valor. Y cuando las veo me vuelvo a quedar prendado. Es como un amor fugaz. Enseguida encuentro a otro amor al que admirar. No es que esté obviando mis virtudes. Alguna tendré. Pero me encanta el observar las de los demás. Y se que esa virtud no la veré hasta dentro de dos semanas. No me dolerá mas que ahora. Unos minutitos. 

III. Tan lleno de cosas que no puedo ni descansar. Ni pensar en descansar. Y me ahogo en un vaso de agua. Pero se que sobreviviré a todo ello. Y así dejare los problemas reales. Y me olvidaré de todo y volveré a sonreír. Aunque por dentro no sea así. Me recuerdo a un payaso. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s